jueves, 29 de abril de 2010

Críptica (I)



-¡No lo hagas, detente un momento! - le gritó asustado, esquivando su daga.
-Me he cansado, no puedo más tu eres el fin de todo-
-No, no... escúchame- le susurraba mientras se acercaba a ella -Hay otro fin, otra solución.-
Las lágrimas de ella seguián cayendo, callada, esperando las palabras de él.
-Tu y yo aquí. Me quedaré en este universo, para ayudarte a soportar tu carga. Toda la eternidad si así me requieres, mi...

-¡¡ NO NO NO !! - gritó callándole, llevándose las manos a la cabeza con la daga - No lo entiendes, no sabes lo que es tenerlo en la cabeza, escuchar y no poder callar, arder y no poder gritar. Me ahogo todas las noches, muero por el día. Solo quiero acabar con esto, no quiero estar más en manos del Fatalista. Tu fuistes el origen de mi existencia. No puedo esperar a tu muerte, debo dártela ahora.-

-¡¿CÓMO LO SABES!?¡¿CÓMO LO AFIRMAS?! ¡¿DE VERAS ESTÁS TAN SEGURA!? - le gritó furioso - ¿Se lo has preguntado a él?

La sala se quedó en silencio, solamente se escuchaba los llantos de ella.

-¿No verdad? ¿Y sabes por qué?¡¡ Porque tú sabes que Él te mentiría!! - gritaba cabreado - ¡¡Sabes que nunca te dará la respuesta!! No puedo volver a mi hogar, y de ser así, prefiero vivir el infierno contigo que una vida sin tu aliento - su tono se relajó, y se pasó la mano por la cabeza respirando profundamente, cerrando sus ojos.

Ella murmuró algo:
- No...- agarró la daga fuertemente
- ¿ No tenemos final? -